Imprimir

1 Enero 2021Katalin Karikó (Kisújszállás,, 17 de enero de 1955) es una bioquímica húngara especializada en mecanismos mediadores de ARN. Su investigación ha sido el desarrollo de ARNm transcrito in vitro para terapias de proteínas. Es vicepresidenta senior de BioNTech RNA Pharmaceuticals.

El trabajo de Karikó incluye la investigación científica de la activación inmune mediada por ARN que resulta en el co-descubrimiento de las modificaciones de nucleósidos que suprimen la inmunogenicidad del ARN. ​ Se considera que esto permite el uso terapéutico del ARNm. Es titular de patentes concedidas en los Estados Unidos para la aplicación de ARN no inmunogénico modificado por nucleósidos. Fue cofundadora y CEO de RNARx de 2006 a 2013. Karikó es la madre de la dos veces medallista de oro olímpica, Susan Francia.

Sus investigaciones y especializaciones incluyen la terapia génica basada en el ARN mensajero, las reacciones inmunes inducidas por el ARN, las bases moleculares de la tolerancia a la isquemia y el tratamiento de la isquemia cerebral. El trabajo y la investigación de Karikó ha contribuido al esfuerzo de BioNTech para crear células inmunes que produzcan antígenos de vacunas; la investigación de Karikó reveló que la respuesta antiviral del ARNm dio a sus vacunas contra el cáncer un impulso adicional en la defensa contra los tumores. En 2020 esta tecnología se utilizó dentro de la vacuna para la COVID-19 (Tozinameran) que se produce conjuntamente por Pfizer y BioNTech. La bioquímica pasó 40 años trabajando en la sombra y desarrollando avances claves para las inyecciones de dichas farmaceúticas.

Una mujer nacida en una pequeña ciudad húngara y que creció feliz en una casa de adobe sin agua corriente ni electricidad es hoy una de las científicas más influyentes del planeta. Sus descubrimientos han sido fundamentales para hacer posibles las dos principales vacunas que pueden sacarnos de esta pandemia.

Yo era una niña feliz. Mi padre era carnicero y me gustaba mirarle trabajar, observar las vísceras, los corazones de los animales, quizás de ahí me vino la vena científica”, cuenta Karikó a este diario desde su casa en las afueras de Filadelfia, en EE UU. Después de estudiar Biología en Hungría, Karikó fue a EE UU para hacer el doctorado en 1985 y jamás regresó. “Estuve a punto de ir a España con el grupo de Luis Carrasco, que estaba interesado en mi trabajo, también a Francia, pero la Hungría comunista ponía las cosas muy difíciles”,

Ahora parece increíble pero, durante toda una década, la de los noventa, nadie apoyó la idea de Karikó: hacer tratamientos y vacunas basadas en la molécula del ARN, exactamente la misma que usan las de Moderna y BioNtech contra el coronavirus. Recibía una carta de rechazo tras otra de instituciones y compañías farmacéuticas cuando les pedía dinero para desarrollar esta idea”, explica esta bioquímica de 65 años nacida en Kisújszállás, a unos 100 kilómetros de Budapest. Ella misma enseña en sus charlas una carta de la farmacéutica Merck & Co (MSD) rechazando su petición de 10.000 dólares para financiar su investigación. Ahora Moderna y BioNTech han recibido cientos de millones de euros de fondos públicos para desarrollar en tiempo récord sus vacunas de ARN mensajero, la misma idea que Karikó y otro pequeño grupo de científicos intentó impulsar hace 30 años sin éxito.

 

FUENTES: https://es.wikipedia.org/wiki/Katalin_Karik%C3%B3

Katalin Karikó: La madre de la vacuna contra la covid: “En verano podremos, probablemente, volver a la vida normal” | Ciencia | EL PAÍS (elpais.com)