Imprimir

11 Ana OrantesAna Orantes Ruiz, española víctima de violencia de género, que expuso en una entrevista televisiva la violencia a la que había sido sometida por parte de su exmarido. Trece días después del testimonio en televisión fue asesinada por su expareja, ​ lo que generó dentro de la sociedad española gran repercusión y visibilización de la violencia machista, y como consecuencia, la remodelación del Código Penal. ​ Ana Orantes fue la víctima de violencia de género número 59 de 1997.

Ana Orantes Ruiz nació en el seno de un hogar humilde. Era la tercera de seis hijos del matrimonio: Manuel Orantes, albañil, y Rosario Ruiz, modista y dependienta. Debido a las penurias económicas de su familia, Ana no pudo ser escolarizada y desde los nueve años de edad ya ayudaba a la economía familiar, ejerciendo como costurera.  Contaba con 19 años cuando conoció a José Parejo Avivar. ​ Al poco de su primer encuentro, aceptó iniciar un romance con él. Por otro lado, éste deseaba emanciparse de sus progenitores, algo que conseguiría si se casaba de inmediato. Parejo aceleró su casamiento con Orantes, amenazándola con difundir injurias contra ella si se negaba. Después de tres meses de noviazgo y a pesar de la oposición de los padres de ella, contrajeron matrimonio a finales de 1956. Los recién casados se instalaron en el domicilio de los padres de él, en donde residirían durante tres años. Fruto de su unión, nacieron once hijos, de los cuales tres perecieron. Tres meses posteriores al enlace, quedó embarazada de su primogénito, pero entonces fue víctima del primer ataque de los numerosos que sufriría durante los próximos 40 años de vida en común. Su marido le asestó una bofetada justo después de que ella le contara que acababa de venir de casa de sus padres. Al escucharla gritar, su suegro José Parejo entró corriendo a la habitación preguntando qué había ocurrido y la defendió. Sin embargo, su suegra Encarnación Avivar, luego de ser informada del incidente por su marido: «la bese o la pegue no es asunto nuestro». Incluso sus suegros también terminaron por violentarla con el paso del tiempo. A causa de las convenciones sociales de aquel tiempo, en el transcurso de los primeros años de casados, Ana no reportaba su calvario ante la policía. Tampoco podía solicitar el divorcio, ya que no sería legal hasta 1981. Cuando visitaba a su madre, a escondidas de su antagonista —porque se lo había prohibido a toda la familia—,​ y esta le preguntaba el porqué de los moratones que afeaban su rostro, la maltratada le contestaba con evasivas ocultándole la verdad. Alrededor de 1972, Orantes decidió querellarse contra su marido, llegando a hacerlo hasta quince veces. «Esas son peleas normales en la familia», sería la típica respuesta que la agredida escuchaba por parte de la Guardia Civil. De igual forma, trataría de separarse de su esposo en varias ocasiones a lo largo de los años 80.

Entrevista televisiva: Desesperada por comprobar que su vida prácticamente no había mejorado desde su divorcio de José Parejo, el jueves 4 de diciembre de 1997, Ana Orantes asistió al magacín televisivo "De tarde en tarde", emitido en Canal Sur y presentado por Irma Soriano, para dar a conocer su martirio personal en la televisión pública andaluza. Una realidad que muchas mujeres maltratadas sufrían en silencio pero que muy pocas se habían atrevido a confesar. Estuvo acompañada por su hija menor, Raquel Orantes. Durante los 35 minutos que duró su declaración, resumió las agresiones físicas y psicológicas que habían padecido tanto ella como su prole perpetradas por su exmarido. Detalló sus abusos pederastas hacia dos de sus tres hijas, sus injustas prohibiciones, la conducta denigrante procedente de su difunta suegra, y los dos episodios violentos ya citados contra su persona, en donde demostró la tiranía y las ansias de dominación de quien sería su asesino. Su relato fue muy comentado por los vecinos, la nueva novia de su exesposo rompió su relación con él y todo ello desató las iras del hombre. Según varios testigos que declararon ante la Guardia Civil, él prometió vengarse. De acuerdo con la versión de una vecina que habló de este asunto con el agresor, de todo lo narrado por Orantes, lo que más le indignó a Parejo fue que dijera que ella había mantenido económicamente a la familia, vendiendo alimentos en una tienda de comestibles, mientras él estuvo desempleado. En el mediodía del miércoles 17 de diciembre de 1997, trece días después de la retransmisión de la entrevista televisada, Parejo roció a su exmujer con gasolina y le prendió fuego, acabando así con la vida de ella. Dicho asesinato fue uno de los detonantes de las reformas penales que culminaron en la Ley Integral contra la Violencia de Género.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Ana_Orantes