Imprimir

Suculenta y muy sabrosa ha resultado nuestra Chocolatería “La Rima”, un homenaje a Roald Dahl y a todo su universo de historias. Nos las hemos comido con los ojos y yo creo que con el corazón. Canela y té, azúcar y risas; lecturas compartidas entre niños y niñas, papás y mamás. Lo que se dice “literatura en vena”.

Cerramos nuestro restaurante hasta octubre pero nos deja, como siempre, un buen sabor de boca.

Durante un mes, esta actividad de Animación a la Lectura ha llenado de magia la sala infantil de la biblioteca, mucha participación y mucha lectura compartida. Estamos muy contentas con los resultados, mereció la pena el proyecto.

Gracias a amigos y amigas de la biblioteca por llenar nuestras mesas con vuestra presencia.