Imprimir

La tradición, la diversión y mucho color han sido los protagonistas, además de los disfraces y las ánimas, de este domingo de Carnaval en Villafranca. Sin dejar que el frio apagara las ganas, los vecinos de la localidad, así como un gran número de visitantes, han podido rendir homenaje a los difuntos a través de la Fiesta de Ánimas Benditas, que se remonta al siglo XVI. Además, todos los presentes, han disfrutado del tradicional Desfile de Carrozas y Comparsas que concluye este fin de semana de festejos.

A las 17:00 horas ha tenido lugar el Ofertorio, por el cual las Mayordomías entregan, acompañadas del dulce típico conocido como 'cutreras', las limosnas recogidas para las Ánimas Benditas por cada capitanía desde el día de Navidad hasta hoy. Esta fiesta centenaria, que viste las calles con música y con las banderas y capas típicas, está a las puertas de convertirse Fiesta de Interés Turístico Regional. El baile que dibujan las banderas volteadas por las Mayordomías deja paso al Desfile de Comparsas que mantiene el color que su gente otorga tanto a disfraces como a las carrozas que pasean por Villafranca para el disfrute de todos los vecinos de la localidad y de pueblos cercanos que cada año, y siempre con el mismo ánimo y la misma ilusión, compiten para ser la mejor de todo el Carnaval.

Más de 25 comparsas, basadas en los temas más variopintos, han demostrado en la tarde de ayer su valía y su amor por esta festividad que se une a la tradición religiosa villafranquera de la Fiesta de Ánimas. "Es nuestra manera de honrar a nuestros difuntos a través de nuestra cultura y nuestro saber hacer, nuestra tradición", aclara Andrés Beldad, que junto a la Concejalía de Cultura, a cargo de Laura Manrique, han sido los promotores de este fin de semana tan esperado durante todo el año y tan especial para grandes y pequeños.

Los vecinos de Villafranca, "comprometidos y orgullosos de vivir en la localidad", como aclara Laura Manrique, son los que mejor saben transmitir, de padres a hijos y de compañero a compañero, las verdaderas señas de identidad de estas fiestas que cada año deleitan a todo el que asista con numerosos disfraces, carrozas, música y diversión, "tesoros culturales y artísticos de valor incalculable".

0
0
0
s2sdefault