Imprimir
  • Por su labor de divulgación y sensibilización sobre las lagunas
  • Más de 15 años dando a conocer este ecosistema para ponerlo en valor

 

Mari Carmen Comendador, técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Villafranca de los Caballeros, ha sido reconocida por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con una mención especial en los Premios Regionales de Medio Ambiente 2022. Un galardón que pone en valor el trabajo que lleva realizando, durante más de 15 años, por la divulgación y sensibilización con la riqueza natural de las Lagunas de Villafranca.

Las Lagunas de Villafranca son uno de los humedales manchegos más conocidos y valorados, especialmente por los vecinos y vecinas de la localidad, que no entienden su pueblo sin esta seña de identidad.

Un entorno natural que, además, encierra una gran riqueza en cuanto a fauna y a flora, un peculiar ecosistema que nadie conoce mejor que Mari Carmen Comendador.

La mención especial que ha recibido los pasados días en Guadalajara, la impulsa a seguir trabajando por el que es su objetivo principal y el de las políticas ambientales que se llevan a cabo desde el Ayuntamiento de Villafranca de los Caballeros: seguir dando a conocer la riqueza de las lagunas, “porque no se puede valorar lo que no se conoce”.

Así fue como empezó todo, de la mano de la divulgación educativa, a través de cursos como monitora de educación ambiental durante los veranos, dirigidos a los escolares de la provincia que visitaban el ‘Aula de la Naturaleza’ de las lagunas de Villafranca de los Caballeros.

En 2008, Mari Carmen Comendador pasó de monitora a técnico de Medio Ambiente en la plantilla municipal, sin dejar de promover actividades con carácter divulgativo y sumando nuevas iniciativas, como los cursos de ornitología o los talleres de entomología, dando a conocer la importancia de todo ser vivo para el funcionamiento del ecosistema de las Lagunas de Villafranca, “lo que sucede si un eslabón se rompe”.

Fue también en 2008 cuando empezó a organizar el grupo de voluntariado, para realizar batidas de limpieza y construir un censo de aves acuáticas.

Todo esto con un fin, desvincular las Lagunas de Villafranca únicamente del turismo estacional del baño veraniego, y ampliar su interés todo el año, dirigido al visitante interesado por la naturaleza.

A día de hoy, se puede decir que se han conseguido los objetivos, tanto en la mayor sensibilización de la ciudadanía de Villafranca de los Caballeros, como en el cambio de intereses de los visitantes.

“La evolución ha sido muy positiva. Cuando empecé, costaba mucho reunir un grupo para realizar rutas o charlas. Ahora, hay que dejar gente fuera porque todas se completan”. Esto ha sucedido con la propuesta ‘Julio Verde’ que desarrollará próximamente el Ayuntamiento. 4 semanas dedicadas al medio ambiente que ya están completas.

“Afortunadamente, estamos en un tiempo en el que la concienciación y sensibilización con respecto al medio ambiente es mayor a nivel mundial y también desde las Administraciones”.

En el futuro, a Mari Carmen le gustaría ver que se ha solucionado el principal problema de las Lagunas de Villafranca, el aporte de agua. Mientras tanto, seguirá trabajando por poner en valor un humedal que encierra una gran riqueza natural, además de un valor histórico ligado a la cultura, la vida y las gentes de Villafranca de los Caballeros.