Imprimir
  • El alcalde, Julián Bolaños, ya ha solicitado un encuentro con el consejero de Medio Ambiente y el director general del Agua para instar a la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) a que tome cartas en el asunto, ante la lamentable situación que presentan. Considera "demagógicas las declaraciones de aquellos que cuando tuvieron responsabilidades de Gobierno no hicieron nada y ahora salen en la fotografía pidiendo agua y utilizando como arma arrojadiza una situación que nos preocupa a todos".

El alcalde de Villafranca de los Caballeros, el socialista Julián Bolaños y su equipo de Gobierno llegarán “hasta donde haga falta” para reclamar mayor caudal para el complejo lagunar de la localidad manchega, ante la lamentable situación que presenta este espacio natural y más concretamente la Laguna Grande, que ya se puede cruzar a pie en toda su extensión. Así lo asegura saliendo al paso tanto de las críticas ciudadanas, como de las que otras formaciones políticas vienen realizando en estos últimos días. Declaraciones que considera “demagógicas” y que se están utilizando como “arma arrojadiza”.  
 
Al respecto, Bolaños asegura que “tendrán interés en que la Laguna se llene, pero así lo queremos todos; sin embargo, algunas de estas personas que salen ahora en la fotografía han tenido responsabilidades de Gobierno, y no como un concejal de pueblo, y nunca han hecho nada, por eso ahora me parece demagógico ponerse detrás de una pancarta. Lo que hay que hacer es sumar, porque se trata de un interés común. Lo que no me gusta es que algunos utilicen estas cosas como arma arrojadiza”.
 
Además considera que se trata de una posición “algo inconsciente, porque ellos pueden gobernar en unos años y  la gente al final pide explicaciones, si se prometen cosas que no están a su alcance al final les pueden castigar”.
 
En opinión del alcalde “las Lagunas hay que reivindicarlas siempre, sobre todo cuando están en el peor momento y ahora es en la situación en la que se encuentran, el peor momento que se recuerda desde 1995. Hay que poner en valor lo que tenemos y reclamar agua, como estamos haciendo, donde sea, esa es nuestra movilización”.
 
De hecho ya hemos solicitado una reunión con el consejero de Medio Ambiente y con el director general del Agua, como ya adelanté en el último Pleno que celebramos en el mes de julio, para buscar soluciones consensuadas con todas las partes implicadas en Las Lagunas, que prácticamente es todo el pueblo (empresarios, asociación de vecinos, Grupo Voluntariado Medioambiental, agricultores...). Una defensa “clara, definida y coherente”, subraya.
 
Una vez que el Gobierno regional confirme fecha se convocará una reunión previa con todas las partes para consensuar la defensa del agua. Y entre las soluciones, apunta Bolaños, “ a mi no se me ocurre otra que reclamar un trasvase”. Y en este sentido puntualiza algunos argumentos como los que se refieren a la “siega del carrizo” que crece en el cauce del río Cigüela o Gigüela que alimenta el complejo lagunar. A  juicio del alcalde “el carrizo sirve de filtro verde para que el agua que entre a la laguna quede libre de impurezas”. Es más, apunta, “el año pasado se secó el carrizo, algunos lo saben y lo omiten, y a los diez días de estar entrando agua, el carrizo estaba más alto que el agua. Es decir, el carrizo no supone ninguna obstrucción”.
 
Otras alternativas, que se plantean en las redes sociales y que califica de “aberraciones”, es el uso de geotextil en el caz. A su juicio “no nos hacen falta ingenieros que nos vengan a decir que hay que poner geotextil para tener que cambiarlo en dos o tres años, para eso -apunta en tono irónico- ponemos hormigón y gresite que queda mucho más bonito, pero esto no es una piscina”.
 
En esta línea, asegura el alcalde, “nosotros limpiamos todos los años el caz, sobre todo de eneas que sí son las que obstruyen.”
 
En cuanto a la reunión con Medio Ambiente, Bolaños considera que “nos va a remitir a la Confederación Hidrográfica del Guadiana, que es la que más tiene que decir en este asunto, porque entiendo que es una competencia que se le escapa a la Junta y lo más lógico es que sea la Confederación, que depende del Ministerio, la que lo asuma”.
 
En cualquier caso, reitera “vamos a llegar hasta donde sea necesario para pedir agua, pero garantías no tenemos muchas, no parecen estar por la labor de hacer un trasvase”.
 
Por otra parte, subraya, “no es un problema únicamente de la Laguna, porque viendo las redes sociales parece ser que somos los únicos que no tenemos agua o que el alcalde se la está llevando a algún sitio porque quiere que estén las lagunas secas”. De ahí que, de forma contundente, asegure: “No creo que haya nadie en este pueblo que quiera que esté la Laguna en su plenitud más que yo, igual sí los habrá pero más no, pero parece ser que yo soy el que se está guardando el agua o que tengo el don de que llueva y ese solo lo tiene el Santo Cristo”.
 
Lamenta también que “más que la información que se está dando sobre la situación, es la que se omite, incluso llegando a decir que cuando el río trae agua no entra en la laguna. No es cierto y lo saben, lo único que quieren es hacer cizaña”.


 
Agotar las vías de negociación
Así las cosas recuerda que en  , siendo alcalde el popular Andrés Beldad se elevó una solicitud a la Confederación reclamando mayor caudal, con un informe bastante completo sobre la riqueza ecológica del complejo lagunar y la situación que se estaba viviendo en los últimos años. La respuesta llegaba ya gobernando Bolaños, “ahora mismo lo importante es el río y el acuífero y no caben más concesiones”, argumentaban desde la Confederación.
 
Por tanto, pedirán el amparo del Gobierno de Castilla-La Mancha para que actúe como mediador en esta nueva “lucha por el agua”. En cuanto a la posibilidad de tomar otra serie de medidas de presión, como la movilización ciudadana, Bolaños asegura que agotarán todas las vías de negociación antes de echarse a la calle, sobre todo entendiendo que “constantemente estamos viendo movilizaciones contra el trasvase Tajo-Segura y, a pesar de ello, no dejan de trasvasar”.
 
En definitiva, apunta, “con el agua tenemos que ser solidarios, donde no hay tenemos que llevar, pero no es de recibo que se esté sacando agua de un secarral hacia un lugar donde tienen la posibilidad de tener a través de las desaladoras”.

 

Fuente: elsemanaldelamancha.com

 

 

0
0
0
s2sdefault