Ayuntamiento de Villafranca de los Caballeros Tel: 926 55 86 40

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
Banner Secci festejos

Villafranca de los Caballeros celebra cada año un Carnaval colorido, lleno de alegría, música y coreografías cuidadosamente preparadas por las comparsas y asociaciones. Sin embargo, esta fiesta tan tradicional de Villafranca de los Caballeros va unida a la Fiesta de Ánimas Benditas y Mayordomías, hecho que le otorga un carácter y una personalidad a esta fiesta tan popular en Villafranca. Todo ello, unido con la participación de cientos de personas que se animan a participar en esta tradición, hacen de los Carnavales de Villafranca una fiesta única e inigualable, pensada para el disfrute de pequeños y mayores de todas partes de la región y del país.

Fiesta de Ánimas Benditas y Mayordomías

El Carnaval, va de la mano de la tradicional y conocida Fiesta de Ánimas Benditas y Mayordomías, punto de encuentro entre tradición y religión de estos peculiares y particulares carnavales únicos en la provincia de Toledo, cuyo objetivo es convertirse en Fiesta de Interés Turístico Regional. Dos fiestas en una. Por una parte, el Carnaval, con sus espectaculares carrozas y comparsas, y por otro, las actividades de la Fiesta de Ánimas, que ha conservado desde hace siglos los rituales de culto a los muertos a través de ritos y símbolos como la celebración del Oficio de Vísperas y la exposición y bailes de banderas.

Las Mayordomías, representantes de la Fiesta de Ánimas, tienen su origen en cofradías o hermandades de ánimas que surgen tras el Concilio de Trento, a mediados del siglo XVI, con la Contrarreforma, con fines asistenciales (hospitales, asilos, etc), misas por las almas de los hermanos difuntos pertenecientes a ellas y a sus bienhechores, ayudas para entierros y difusión de la doctrina cristina, entre otros.

Todo este espíritu centenario vuelve a tomar cuerpo en los días del Carnaval en Villafranca, recuperando los desfiles de mayordomías, el volteo de las banderas ánimas por todas las ermitas del pueblo, pajes, guiones, abanderados, tamborileros y banda de música luciendo capas de época medieval relacionadas con la Orden de San Juan de Jerusalén, en un acto donde las Mayordomías, acompañadas por las autoridades locales de Villafranca y de la Banda de Música, procedan al recorrido por las calles del pueblo invitando a la fiesta de ánimas.

"¿A que no me conoces?"

Otra de las tradiciones enmarcadas dentro de este singular carnaval de Villafranca de los Caballeros es la conocida como "¿A que no me conoces?", en la que los oriundos visten sus "mascaritas" preguntando a los vecinos la popular frase que le da nombre.

El Ofertorio

El Ofertorio se lleva a cabo desde el día de Navidad y hasta la finalización de la fiesta de Ánimas, siendo costumbre y obligación del Capitán Mayor, con su Abanderado, y del Capitán Menor con el suyo, pedir limosna por las calles del pueblo, ataviados de sus trajes típicos, banderines, etc.

Cada capitanía, por medio de personas postulantes, recorre cada día, casa por casa la parte del pueblo que le corresponde. Las personas postulantes de cada capitanía imploran una limosna por las Ánimas Benditas, recorriendo las calles llevando en su mano derecha una esquila y en la izquierda un cepillo, da las gracias a la persona que deposita el donativo con la siguiente fórmula; "Las ánimas benditas te lo paguen", el donante contesta al postulante o penitente: "Y a ti los pasos".

Gran Desfile de Carrozas y Comparsas

En este ambiente festivo, con raíces centenarias y exclusivas de Villafranca de los Caballeros, transcurre el fin de semana de Carnaval en esta localidad toledana, para finalizar con el Gran Desfile de Carrozas y Comparsas, donde es común la afluencia de miles de visitantes y centenares de participantes, inundando de color y algarabía las calles de la localidad.

Éxito rotundo

Cada año aumenta el número de participantes y asistentes a esta fiesta tradicional de Villafranca. Muchas personas se acercan a disfrutar del Carnaval y hacen posible que este tipo de actividades tengan tanto valor en la población, dejando el nombre de Villafranca de los Caballeros en lo más alto y llevándolo a través de las fronteras a lugares donde no se conocería la localidad, quizá, si no fuera por su Carnaval. El punto en común de todas las personas que participan en esta fiesta no es otro que el de pasárselo bien, así como disfrutar de la tradición, pero además, rendir homenaje a todas aquellas personas que han dejado Villafranca de los Caballeros.